Pasar al contenido principal

 

 

Mirador Cabezabellosa turismo llegar

MIRADOR DE LA ERMITA DEL CASTILLO EN CABEZABELLOSA

¿Se podía subir antes al cerro del Búho en Cabezabellosa? Por supuesto, pero nadie o casi nadie lo hacía. ¿Era el paisaje igual de espectacular que el que se observa hoy? Desde luego, exactamente igual, pero muy poca gente lo disfrutaba. ¿Sube mucha más gente desde que se instaló su mirador? Abrumadoramente, sí.

No es difícil por lo tanto concluir que la instalación del mirador de la ermita del Castillo, que ese es su nombre oficial, cumple sobradamente con su objetivo, que como equipamiento turístico no es otro que atraer visitantes a la localidad de Cabezabellosa -hasta la fecha poco o nada rentabilizada en ese sentido si obviamos a quienes se acercaban a ver su majestuoso roble del Acarreadero- y por extensión a la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla a la que pertenece. Bien es cierto que habrá a quienes les guste más o menos su diseño, quienes consideren inútil el gasto (107.000 € a cargo del proyecto EDUSI Plasencia y Entorno contando la puesta en valor del lavadero comunal, el mirador y la señalización) e incluso quienes lo vean como una agresión medioambiental aunque el lugar donde se ubica carezca de protección. Pero lo cierto es que ha puesto a Cabezabellosa en el mapa y raro es el día, aun de diario y en invierno, en el que no sube alguien.

En cuanto a la subida al cerro del Búho o del Castillo, donde se localiza el mirador, es un recorrido corto que no llega a los 500 metros, pero mantiene un desnivel constante en torno al 7% de media que implica cierto esfuerzo, ténganlo en cuenta. El ascenso discurre entre afloramientos graníticos, que se hacen más visibles y prominentes a medida que nos acercamos al cerro del Búho, y robles melojos (Quercus pyrenaica), algunos de ellos de imponente porte. Es por lo tanto un hábitat idóneo para observar aves forestales como pinzones comunes (Fringilla coelebs), trepadores azules (Sitta europaea), oropéndolas (Oriolus oriolus) o pequeñas rapaces como el gavilán (Accipiter nisus) como pudimos comprobar nosotros mismos en nuestra visita. Por cierto, para los amantes de la MTB, la ruta 7 “Trail de Trasierra” pasa por el inicio de la subida al mirador e incorporarlo al recorrido le da un plus a la dificultad que ya tiene de por sí.

Castillo y mirador

Ya muy cerca de la cima nos encontramos con la ermita del Castillo, un edificio levantado sobre los restos de una antigua construcción defensiva con un curioso retablo del siglo XVIII en su interior que representa el árbol de Jesé o genealogía de Cristo. Como no podría ser de otra forma en Cabezabellosa por su historia pastoril, cuenta la tradición que la Virgen se le apareció a un cabrero de la localidad, indicándole el lugar en el que se hallaba oculta su imagen y pidiéndole que allí levantaran una ermita. 

Y finalmente las impresionantes vistas del mirador, que bien merecen la corta ascensión, pues a sus pies se extienden las comarcas de Valle del Alagón, Trasierra-Tierras de Granadilla y Valle del Ambroz, rematadas en el horizonte por las montañosas Sierra de Gata y Las Hurdes. Eso en cuanto a uno de sus “brazos”, porque el otro mira directamente hacia la localidad de Cabezabellosa (cuyo amplio término municipal llega hasta el embalse de Plasencia en la comarca de Valle del Jerte) y al Pitolero, el pico que con sus 1352 metros la enmarca y que forma parte ya de la zona de especial conservación (ZEC) Sierra de Gredos y Valle del Jerte, integrada en la Red Natura 2000 europea, y cuya cima se ha equipado para actividades de vuelo libre.

No adelantaremos nada más en cuanto a las sensaciones que provoca el mirador en sí, mejor descubrirlas por uno mismo; solo diremos que subir con tacones no es, para nada, buena idea. Lo que sí podemos afirmar es que nosotros conocimos este espectacular cerro del Búho gracias a su instalación. Bueno, y también porque la Diputación de Cáceres tuvo a bien encargarnos que desarrolláramos los contenidos de su señalización. Y más allá de las opiniones que tenga cada uno no podemos negar en ningún caso el atractivo de este equipamiento, su eficacia como reclamo turístico ni el beneficio de su financiación; aunque haya quien no lo crea, cuando se invierte en equipamiento se invierte también en las empresas que lo ejecutan, como es nuestro caso, porque las cosas no se hacen solas ni son gratis.

 

Ver recursos turísticos de Cabezabellosa - Google Maps

 

Walk on the wild side.

Estaban Alex Ferguson, Sarah Ferguson, los tractores Massey Ferguson y Ferguson el protagonista de 4321 de Paul Auster. Y ahora también estamos nosotros; Ferguson.
Ohh my God!
Calle Gran Vía, 8
10003 Cáceres (Spain)
Si quieres encontrarnos,
solo dinos algo hermoso.
¡Nuevo negocio!
Tel. +34 927 215 237
 
Cookies y privacidad
Mapa web