Pasar al contenido principal

 

 

Señalización turística Ferguson

SEÑALIZACIÓN TURÍSTICA: ¿QUÉ DEMONIOS PASA?

 

 

Una de las demandas recurrentes en los diferentes sondeos a turistas llevados a cabo en los últimos tiempos, a propósito de las carencias más frecuentes que percibían en nuestro territorio, es invariablemente la falta -o su mala calidad en caso contrario- de señalización turística.

Y no es que no se hayan hecho esfuerzos en ese sentido por parte de las diferentes administraciones, con más o menos fortuna también hay que decirlo, intentando desarrollar planes, manuales, inventarios e incluso decretos para regularizar y unificar esta herramienta que tan necesaria le parece a la mayoría de los visitantes. Nuestro equipo sin ir más lejos, mientras trabajábamos bajo la marca de Laruinagrafica, ha desarrollado varios de estos manuales en distintos territorios del estado, contribuyendo, o eso queremos creer, en alguna medida a la mejora de esta situación.

 

02-Señalización-interpretaiva-pas-Carreteras- Paisajísticas

Señalización interpretativa · Camino Natural Vía de la Plata

Pero entonces, ¿qué sigue fallando? ¿Por qué los visitantes continúan percibiendo carencias en la señalización turística? Seguimos sin solucionar un problema que a priori debería resultar sencillo solventar; basta con viajar a cualquier punto de España para darse cuenta de que, salvo contadas excepciones, la señalización turística deja mucho, pero mucho, que desear. Y nos referimos tanto a la señalización dinámica o direccional, como a la estática o interpretativa. ¿Qué falla entonces?

Pues para empezar, nada más lejos de la realidad que creer que se trata de una problemática sencilla. De hecho, señalizar, o mejor dicho, señalizar bien, es algo francamente difícil, que, sin embargo, y por algún extraño motivo que no alcanzamos a comprender, el común de los mortales, se dedique a lo que se dedique y sepa de lo que sepa, tiene la certeza absoluta de que puede hacerlo igual de bien o incluso mejor que cualquiera. Ya sea un recurso natural, sendero, itinerario, centro de interpretación o conjunto monumental, nada se resiste a las capacidades señaléticas del ciudadano medio. Miren en sus corazones y reconózcanlo: ¿acaso no se sienten totalmente capaces de señalizar, pongamos, su propia localidad? Incluso lo desearían; la conocen perfectamente, saben qué es interesante y qué merece la pena destacar, lo que tardan en recorrerla dando un paseo… podrían contárselo a cualquiera con los ojos cerrados. Y eso es lo importante, claro; lo de las señales es lo de menos.

 

Señalización interpretativa · Carreteras paisajísticas (Puerto de Honduras)

Pero resulta que no, que lo de las señales es lo de más, y que por mucho que alguien conozca algo, eso no le otorga ni un ápice de capacidades para señalizarlo o interpretarlo. Y, sin embargo, es lo que suele ocurrir, de ahí que los esfuerzos realizados caigan muchas veces en saco roto por falta de planificación, conocimiento de las herramientas y sobre todo de los modelos, utilidades y coste de las propias señales. De hecho, hasta hace bien poco -y en algunos casos sigue siendo así- no se contemplaba en los proyectos de señalización ningún coste de estudio previo, ni de diseño o de creación de contenidos, valorándose económicamente solo como unidad de obra la fabricación y la instalación de los elementos señalizadores. Lo que lleva, aún hoy, a encontrarse actuaciones en las que están instaladas las señales, sin orden ni concierto dicho sea de paso, pero además sin gráfica alguna, sencillamente porque nadie había pensado en que el soporte no es la señal sino que lo verdaderamente importante es lo que indica o cuenta. Desolador.

 

Señalización interpretativa · Vía Verde Vegas del Guadiana

Y es que, hablando de gráficas, la señalización interpretativa por ejemplo es especialmente difícil -si la pretensión es hacerlo bien, claro está, de lo contrario es tan fácil como poner una fotografía de lo mismo que está viendo el visitante, pongamos una fuente, y listo- porque requiere no solo diseño; fotografía o ilustración o ambas cosas; documentación; redacción de contenidos, y en muchos casos creación de cartografía, sino que todos estos elementos conformen un todo que sea legible, ordenado, que aporte información interesante y, sobre todo, que sea útil para el visitante. Ah, y que quepa con holgura y un tamaño adecuado de letra. Pues no hay manera, ahí tenemos a hordas de concejales, administrativos, cuñados y eruditos locales jubilados entre otros, creando contenidos para señales y centros de interpretación (sí, no son museos, es interpretación y casi siempre turística) mal y gratuitamente, lo que impide además en muchos casos que alguien especializado desarrolle su trabajo. Y por no hablar de su extraña habilidad para mejorar las plantillas o epígrafes ya propuestas en los manuales, que para qué vamos a respetarlos si quien más y quien menos es infinitamente más listo que quienes los hicieron; y esto, claro está, en el caso de que sepan que existen manuales, aunque algunos sean incluso de obligado cumplimiento.

 

Señalización interpretativa · Localidad de Cabezabellosa (ampliar información)

Pero es que la señalización dinámica, la direccional, en contra de lo que se suele creer, no es mucho más fácil. Aquí el problema no es tanto la calidad de los contenidos, hablamos de gráficas sencillas que suelen indicar direcciones, nombres de recursos y distancias a lo sumo -si bien también deben estar a tamaños adecuados y cumpliendo normativas en función de dónde estén ubicadas-, aquí el problema es su correcta planificación, la frecuencia y la ubicación adecuada, la veracidad de la información y sobre todo su utilidad; suele pasar cuando visitamos cualquier recurso turístico que siguiendo la dirección de las flechas en las señales, si las hay, acabemos tranquilamente en otra provincia. Y es que para guiar con señalización hay que pensar mucho y es raro que la casuística de la instalación de una señal cualquiera no comprenda innumerables variables que analizar para llegar a una conclusión correcta: visibilidad, elementos ajenos que dificultan su instalación, lectura nítida de la información, orientación correcta, convivencia con otras señalizaciones… nosotros nos hemos vuelto literalmente locos solventando algunos de los muchos proyectos en los que hemos participado.

 

Señalización interpretativa · Ruta geológica provincia de Cáceres (Sinclinal sierra del Arco)

El tema es demasiado extenso y probablemente tengamos que dedicarle más tiempo, quizá incluso una línea concreta en nuestro blog a propósito de buenas prácticas en señalización, de cómo y por qué se hace un proyecto, ejemplos concretos sobre cómo interpretar un recurso y otros grandes éxitos como mantenimiento, permisos, etc. Seguramente sería del interés de mucha gente. Por lo pronto, y resumiendo, si tienen que señalizar confíen en equipos profesionales tanto en el desarrollo de los proyectos como en la creación de contenidos, porque lejos de encarecer la actuación probablemente la optimicen y, sobre todo, el resultado final será a buen seguro infinitamente mejor. Créannos, sus usuarios se lo agradecerán.

Walk on the wild side.

Estaban Alex Ferguson, Sarah Ferguson, los tractores Massey Ferguson y Ferguson el protagonista de 4321 de Paul Auster. Y ahora también estamos nosotros; Ferguson.
Ohh my God!
Calle Gran Vía, 8
10003 Cáceres (Spain)
Si quieres encontrarnos,
solo dinos algo hermoso.
¡Nuevo negocio!
Tel. +34 927 215 237
 
Cookies y privacidad
Mapa web